Kimchi: qué es y cómo prepararlo


El kimchi coreano (김치) es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina asiática. Este básico de la cocina coreana es básicamente una col china o rábano fermentado y especiado. Su uso más popularizado en el país asiático es como entrante o banchan. No obstante, también puede servirse acompañando a un plato principal, tal y como se suele hacer con el chucrut alemán o la típica ensalada de col americana o coleslaw. También podemos encontrar otras recetas con kimchi como las sopas o los mandu, la versión coreana de los dumpling.

El kimchi coreano

  1. Su origen e historia
  2. ¿A qué sabe el kimchi?
  3. Un alimento saludable: propiedades del kimchi
  4. ¿Cuáles son los beneficios del kimchi?
  5. ¿Cómo se utiliza?
  6. Tipos de kimchi
  7. Cómo hacer kimchi casero: Receta fácil
  8. ¿Cómo se conserva el kimchi?
  9. Recetas con kimchi

Su origen e historia

El kimchi es un plato básico en la milenaria cocina coreana. Su origen se remonta al período histórico de los Tres Reinos (S. I a.C – VII d.C) y se popularizó en gran medida gracias a la extensión del budismo, que fomentaba la alimentación vegetariana entre sus seguidores.  En una nación con inviernos muy duros, la fermentación de las verduras y su encurtido se convirtió en la mejor opción para poder seguir comiendo verduras durante esta época del año. De esa forma, las verduras se conservaban de forma óptima todo el año.

En cuanto llegaba el invierno, las mujeres de las familias se ponían manos a la obra para producir el valioso encurtido, que se enterraba normalmente en el suelo en ollas grandes de cerámica (onggi) para su fermentación.

Su consumo se ha expandido en los últimos años y ahora podemos consumirlo de manera habitual en muchos países. Tal es su nivel de popularidad que incluso Google decidió celebrarlo en 2017 con un doodle.

¿A qué sabe el kimchi?

El kimchi coreano puede sorprender la primera vez que se prueba. Al igual que ocurre con otro tipo de comida como la cerveza, su sabor puede no gustar al principio, puesto que es muy diferente al tipo de cocina occidental al que podemos estar acostumbrados. No obstante, no deja a nadie indiferente y si tu paladar se acostumbra, no dejarás de comerlo cada vez que visites un restaurante coreano o asiático.

Si te estás preguntando a qué sabe el kimchi, la respuesta es a umami. No obstante, dependiendo de los ingredientes que se utilicen para su elaboración y sus tiempos de fermentación, su sabor será más o menos umami, un sabor muy presente en la cocina asiática y que suele encontrarse en alimentos como la carne roja o la salsa de soja. El sabor umami o “quinto sabor” significa sabroso en japonés y se refiere a aquellos alimentos que producen un aumento de la salivación por estar degustando un alimento que nos gusta. Este tipo de alimentos con gusto umami, tienen propiedades para los hipertensos, ya que les permite prescindir de la sal y reducir su consumo sin perder el sabor.

Un alimento saludable: propiedades del kimchi

El kimchi no es sólo un alimento saludable para los hipertensos, sino que su consumo está recomendado para mejorar o ayudar a personas con múltiples dolencias y enfermedades. Además, tiene propiedades para llevar un estilo de vida saludable.

Sus principales ingredientes son el ajo, jengibre, rábano o col china, unos alimentos con grandes propiedades, a los que hay que sumar la fermentación. Este proceso convierte lo convierte en un alimento probiótico como el yogur o el kéfir. Al igual que ocurre con estos productos lácteos, el kimchi cuenta con microorganismos que benefician nuestra flora intestinal y que aportan muchos beneficios.

¿Cuáles son los beneficios del kimchi?

  • Combate al cáncer: Varias investigaciones han confirmado que el kimchi contiene lactobacillus plantarum, el cual es capaz de anular el desarrollo de células cancerígenas.
  • Fortalece el sistema inmunológico: El kimchi incrementa la capacidad del cuerpo de prevenir y combatir enfermedades y virus. Las bacterias de lactobacillus aumentan el sistema inmunológico y además, favorecen la desaparición de enfermedades cutáneas como la dermatitis, alergias, inflamación y lesiones en la piel producidas por el acné.
  • Aporta vitaminas: A, B1, B2, B12 vitamina C, carotenos, proteínas y calcio.

¿Cómo se utiliza?

El uso más popularizado del kimchi es como banchan o entrante en la cocina coreana. Es como el aperitivo en los restaurantes, sustituiría a las típicas aceitunas o cacahuetes que se suelen servir en los restaurantes españoles.

El banchan coreano más común incluye ingredientes como la col china, el pepino o el rábano, acompañado de brotes de soja. No obstante, el kimchi también sirve como acompañamiento o incluso plato principal. Se puede utilizar en sopas, pizzas, ensaladas, arroz…

Tipos de kimchi

El kimchi no sólo se hace con col china, sino que su elaboración puede realizarse con distintos tipos de ingredientes como pepino, rábano, pak choi…en total existen más de 180 variedades de kimchi reconocidas. Entre los más famosos están: el kimchi de col china (el más tradicional), baechu-kimchi, hecho de hojas enteras de col, baechu-geotjeori, con la col no fermentada, kimchi blanco, sin chile picante y el baeck-kimchi, todo envuelto.

Tipos de kimchi

Cómo hacer kimchi casero: Receta fácil

Ingredientes

  • 350 gramos de sal gorda
  • 2 litros de agua mineral
  • 2.5 kilogramos de col o repollo chino
  • 500 gramos de nabo daikon o zanahoria
  • 250 gramos de cebolleta asiática
  • 2 cucharadas de harina de arroz
  • 4 dientes de ajo picado
  • 20 gramos de jengibre
  • 75 gramos de guindilla coreana en copos o gochugaru
  • 50 gramos de salsa concentrada de pescado
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas de pasta de soja

Preparación

La preparación del kimchi casero lleva varios pasos:

  1. En primer lugar, corta la col a lo largo y después en pequeños trozos. Recuerda que primero tendrás que quitar las hojas más estropeadas del exterior.
  2. Lava la col, escúrrela y mézclala con la sal. Deberás repetir el mismo proceso 3 veces cada media hora.
  3. Para eliminar la sal de la col, déjala debajo del grifo, lávala y escúrrela bien para que no quede con agua.
  4. Corta la zanahoria o el nabo en bastoncitos alargados.
  5. Por otro lado, mezcla en una batidora o robot el ajo, jengibre, azúcar y la salsa concentrada de pescado, la harina de arroz, la pasta de soja, la cebolleta y la guindilla coreana en copos o gochugaru.
  6. Una vez lista la mezcla, deberás ponerte unos guantes para mezclar la col, la zanahoria y el nabo con la pasta que ha quedado tras batir los ingredientes. Hay que tener cuidado con este paso, puesto que la mezcla pica y puede llegar a ser muy molesta si te tocas un ojo o la boca con ella.
  7. Una vez todos los ingredientes se han mezclado, deberás poner todo el contenido en recipientes o tarros, a ser posible de cristal y bien sellados. Los recipientes deberán quedarse a temperatura ambiente hasta que el alimento comience su fermentación. Sabrás que ha empezado el proceso cuanto empiecen a salir las primeras burbujas. En ese punto, puedes mantenerlo un día más fuera de la nevera, o pasarlo a ella para refrigerarlo.
  8. En general el kimchi habrá fermentado a temperatura ambiente en 3 o 4 días, y en 2 o 3 semanas en la nevera. Puedes ir probándolo y consumiéndolo al gusto. Cuanto más tiempo pase, más intenso será su sabor.

Receta Kimchi

Si esto te parece complicado, nosotros te recomendamos que compres esta latita y prometemos no decírselo a nadie.

¿Cómo se conserva el kimchi?

Seguramente te preguntes cuánto tiempo dura el kimchi. A temperatura ambiente, un tarro de kimchi puede durar abierto hasta 1 semana. No obstante, cuando se mete en la nevera, su consumo puede alargarse hasta 6 meses más. A medida que pasa el tiempo, el kimchi va fermentando más y su sabor se vuelve más intenso y agrio debido a las bacterias que se van formando. No obstante, nunca deberá consumirse si aparece moho, cambia de color significativamente, etc.

Recetas con kimchi

En la gastronomía coreana existen distintos tipos de recetas con kimchi. Éstas son las más famosas:

Kimchi jjigae

Se trata de un tipo de sopa coreana elaborada con kimchi que tiene un punto picante bastante reconocible. Suele llevar tofu y carne como panceta mezclada con cebolleta. Los coreanos suelen tomarla normalmente como desayuno para afrontar la resaca después de una noche de fiesta.

Arroz frito con kimchi (kimchi bokkeumbap)

El kimchi es un perfecto acompañante del arroz. La receta de arroz frito com kimchi es muy sencilla y sólo se necesita arroz cocido y kimchi. Su sabor es muy picante y suele acompañarse con huevos fritos.

Kimchi ramen

El kimchi ramen son unos tipos de fideos que se mezclan con kimchi para darle el punto picante. La forma más sencilla de hacerlo es con fideos ya preparados, pero si quieres cocinarlo de forma casera, puedes mezclar el kimchi con setas, añadirle salsa de chile picante gochujang, caldo y fideos de arroz o boniato.

Kimbap kimchi

El kimbap o gimbap es un tipo de plato coreano callejero hecho con arroz y alga que se asemeja al sushi japonés. La diferencia es que sus ingredientes suelen ser verduras, tortilla, carne… y no necesariamente lleva pescado crudo. Entre sus diferentes versiones existe una que mezcla los ingredientes con kimchi.

Kimchi «pizza» (kimchijeon)

Kimchi pizza no es la mejor traducción. El mejor llamado kimchijeon o kimchi pajeon, es un tipo de tortilla o tortita que se realiza con kimchi mezclado en harina y verduras. La «pizza» o tortilla suele adquirir un color rojo muy característico que da pistas sobre su ingrediente principal.

Hay muchísimas más posibilidades, desde las más tradicionales hasta las más modernas como la mayonesa de kimchi.

El kimchi es un alimento muy interesante tanto por su particular sabor e historia, como sus propiedades. Aunque su elaboración artesanal no es tediosa, como has podido ver en nuestra receta, siempre puedes comprarlo ya elaborado en Amazon: